viernes, 29 de enero de 2016

Un retrato de Jueves

No, no tengo idea de si el muchacho se llama Jueves o no. Es que lo dibujé ayer, jueves a la noche, como una forma de aflojar el dolor de cabeza y el cansancio de un día de trabajo largo y extenuante.

Sigo experimentando esto de dibujar con el dedo, y viendo hasta dónde puedo llevarlo. Como con cualquier otro material y/o herramienta, el medio condiciona lo que uno puede hacer, nos prepara para un estilo. Sé que la herramienta que estoy usando hoy es limitada, pero probaré hasta dónde puedo estirarla. He visto cosas hermosas hechas así, por lo que también deberé estirarme a mí mismo.

Mi amigo es medio feíto, pero aunque parezca que va a morder, no lo hace. Sé que en el fondo es un buen muchacho.
Publicar un comentario